viernes, 5 de noviembre de 2010

Hidroterapia y PARKINSON, una verdadera opción de tratamiento

PARKINSON
El diagnóstico clínico se basa en la existencia de tres datos considerados universalmente cardinales: bradicinesia o acinesia, rigidez y temblor.
  • La bradicinesia (lentitud y pérdida de movimiento espontáneo y automático), afecta fundamentalmente a la cara y músculos axiales, es le responsable de la dificultad para comenzar algunos movimientos. 
  • La rigidez es un aumento del tono muscular tanto en musculatura flexora como extensora. 
  • El temblor es el primer síntoma en el 75% de los casos, es un temblor de reposo, desaparece con el sueño y empeora con el estrés, suele ser unilateral. 
El objetivo de la fisioterapia en esta enfermedad sería ayudar al paciente a mantener su independencia tanto como fuera posible y aconsejar a los familiares a como manejar a la persona afectada. El tratamiento comenzará precozmente y durará toda la vida.
Para disminuir la rigidez se utilizan técnicas de relajación, el uso de la hidroterapia, el temblor puede ser tratado con el uso de estimulación propioceptiva, pesas, bastones, ejercicios activos resistidos, con una resistencia personalizada a las condiciones físicas y mentales del paciente.

BENEFICIOS DEL EJERCICIO ACUÁTICO Y LA ENFERMEDAD DEL PARKINSON
Los beneficios del ejercicio para mantener la salud integral han sido reconocidos desde hace mucho tiempo. Los programas acuáticos se basan en estos beneficios y se concentran en los problemas que puede causar la enfermedad del parkinson.
Un programa de ejercicios para la enfermedad del parkinson debería incluir las siguientes áreas:

-Adiestramiento funcional para las actividades de la vida diaria incluyendo la voz y la expresión facial
Movimiento.
Elongación.
Flexibilidad.
Equilibrio.
Coordinación.
Aerobismo.
Postura.
Diversión.

-Al estar en el agua, el paciente experimentará que:

  • El agua ayuda a moverse libremente y por esto mejora la movilidad y aumenta la fuerza funcional.
  • Hacer ejercicio en agua caliente produce un efecto termal que puede alterar el tono muscular y reducir el dolor.
  • El agua caliente procura un efecto suavizante y una mayor tolerancia para hacer ejercicio.
  • El efecto calmante del agua permite que los músculos se relajen, se estiren y que disminuya la rigidez.
  • La flotación y la ingravidez que tienen lugar en el agua, combinadas con la resistencia, originada por el movimiento en la misma, ayudan a mejorar la fuerza muscular y la resistencia, particularmente en una persona debilitada por la falta de ejercicio.
  • El movimiento de las distintas partes del cuerpo en el agua genera el conocimiento del mismo y favorece una mejor postura. El continuo ajuste al dinámico entorno acuático aumenta el conocimiento del cuerpo, lo que puede mejorar el control motor cuando se camina.
  • El agua hace que los movimientos sean más lentos, dando tiempo para una respuesta, y proporciona una retroalimentación sensorial; esto puede mejorar el control motor al caminar. El agua es un entorno seguro para desafiar al equilibrio, pero con supervisión.
  • El ejercicio acuático reduce el aislamiento y la depresión.   



PROBLEMAS DE SEGURIDAD ACUÁTICA ESPECÍFICOS PARA EL PACIENTE DE PARKINSON
Dentro de las precauciones generales la más importante es que cualquier participante deberá pedir consejo a su médico antes de comenzar con un programa acuático. Por otro lado tenemos que tener en cuenta que para el paciente el simple hecho de entrar a la pileta le puede resultar estresante al principio y agudizar los síntomas de Parkinson.

La salida de la pileta por parte del paciente puede que se efectúe con síntomas de debilidad, rigidez o mareos y por ello el instructor ha de estar atento a todos estos detalles.

La temperatura del agua ha de ser la correcta ya que la medicación de éstos pacientes puede provocar presión ortostática (presión sanguínea baja).
Además, el sistema nervioso de los pacientes de Parkinson es propenso a ser frágil y más vulnerable a los cambios repentinos e inesperados. Si la temperatura del agua está fría, puede descender la presión sanguínea y producirse un desmayo. La temperatura del agua de una pileta destinada a ejercicios acuáticos se ubica entre los 27º - 30º C y la del agua de una pileta para terapia en 33º -  36º C.

Si se presenta alguna raspadura o lastimadura en la piel de un enfermo de parkinson se recomienda el uso de un vendaje a prueba de agua en esas áreas para prevenir cualquier posibilidad de infección.
El paciente ha de ducharse siempre antes y después de entrar a la pileta.

El equilibrio deficiente puede ocasionar vuelcos en el agua. Los elementos de flotación, tales como los salvavidas, los cinturones y las boyas no solucionan este problema. Por eso, el paciente debe pedirle al instructor que controle su seguridad en el agua.


martes, 2 de noviembre de 2010

HALLIWICK: Hidroterapia en niños y adolescentes


La hidroterapia con niños y adolescentes se basa en el método Halliwick.
Este método está basado en principios científicos conocidos de hidrodinámica y mecánica del cuerpo. Se ha comprobado que es seguro para personas de todas las edades con muchos tipos de impedimentos.
La base del Concepto Halliwick es un programa de diez puntos (que supone un protocolo de trabajo) gracias al cual los niños desarrollan las capacidades necesarias para moverse libre e independientemente en el agua. Esta progresión de dificultad, que favorece el aprendizaje de las destrezas acuáticas, se pone en práctica a través de diversas actividades en forma
de juegos. Los niños trabajan mientras juegan, lo que crea una atmósfera muy especial donde encuentran una recompensa a la vez que se divierten.
Por medio de juegos apropiados a su edad y habilidad, los grupos aprenden acerca de las cualidades, del comportamiento del agua y la manera de controlar sus propios problemas específicos de balance.

El correcto manejo de los instructores capacita al paciente a experimentar una movilidad desconocida en tierra. De esta manera, pueden experimentar una completa independencia de movimientos.
Cuenta con la colaboración de padres o de voluntarios. Cada niño entra en el agua con un ayudante, que actuará de “flotador inteligente” y ofrecerá el soporte justo y exacto para cada nuevo reto al que se enfrentarán nuestros nadadores. Por otro lado, los ayudantes transmitirán a los niños toda la emoción de los juegos, en los cuales participarán como uno más. Es muy importante conseguir compenetración y entretenimiento, pues ambas partes son imprescindibles.
El fin último es nadar, pero lo importante no es conseguirlo, sino ver los beneficios que física y afectivamente van adquiriendo los niños durante el entrenamiento y hasta alcanzar esa meta. Los progresos de los niños son muy importantes.
Los niños aprenden en una relación de uno a uno, de instructor a niño hasta que la completa independencia sea lograda.

Se caracteriza por que:
  • No se utilizan flotadores artificiales; los niños impedidos están bastante agobiados por aparatos.
  • Deben enfrentarse a los problemas específicos de balance, aprendiendo a comprender los problemas específicos del agua.
  • Se sigue la linea madurativa del desarrollo corporal, intentando de alcanzar un control y balance del cuerpo en estas diferentes condiciones.
  • Perseguir una independencia de niños con incapacidad, fomentando la confianza en sí mismo y mejora el estado de ánimo.

Descripción del método:

Este método se divide en 4 fases y un total de 10 etapas:

 FASE                  ETAPA

FASE 1: ADAPTACIÓN AL AGUA: 1- adaptación mental
                                                2- desenganche
FASE 2: ROTACIONES: 3- rotación vertical
                                  4- rotación lateral
                                  5- rotación combinada
FASE 3: CONTROL DE MOVIMIENTOS EN EL AGUA:  6- empuje hacia arriba
                                                                            7- balance
                                                                            8- deslizamiento en turbulencia
FASE 4: MOVIMIENTO EN EL AGUA: 9- progresión simple
                                                     10-progresión básica

Un video explicativo del tema, hacer clic en el siguiente enlace
http://www.youtube.com/watch?v=ChNZtAXU26Q

miércoles, 27 de octubre de 2010

Terapia Acuática: ¿Para quiénes está indicado?

Dentro de las múltiples indicaciones de la terapia acuática se incluyen todas las patologías que afecten al aparato locomotor en las que deseamos reducir el dolor, el espasmo muscular, el edema y aumentar el arco de movilidad y la fuerza muscular. Muchas de estas patologías requieren diferentes niveles de descarga en tierra, pero los ejercicios realizados en tierra bajo el efecto de la gravedad, tienen el riesgo potencial de incrementar la presión intradiscal, provocando un incremento del dolor. El uso de la terapia acuática en los dolores lumbares, concluyen que en el agua los pacientes toleran mucho antes la realización de ejercicios debido a la ausencia de gravedad que disminuye la presión intradiscal, el dolor y el espasmo muscular.
En otras patologías como artrosis de rodilla, patologías de hombro y en ciertas poblaciones especificas como deportistas y tercera edad. Muchos pacientes intervenidos de rotura de ligamento cruzado anterior y sometidos a terapia acuática, mostraron una recuperación más precoz y eficiente que otro grupo que realizó rehabilitación convencional.
Ciertos estudios encuentran diferencias estadísticamente significativas en la percepción del dolor al comparar el tratamiento acuático con la rehabilitación convencional en pacientes con artrosis. En los pacientes afectos de patología reumática se demostró la utilidad de la terapia acuática en el incremento de la capacidad funcional músculo-esquelética.
Entonces... Son factibles de ser tratadas mediante rehabilitacion acuatica, las siguientes patologias:
  • Escoliosis
  • Hipercifosis - Hiperlordosis
  • Trastornos Posturales
  • Fibromialgias
  • Trastornos articulares 
  • Pubalgia
  • Sacroileitis 
  • Espondilolistesis
  • Artrodesis
  • Espondilitis Anquilosante
  • Cervicalgia
  • Lumbalgia
  • Hernias de disco
  • Pinzamientos
  • Artrosis
  • Post quirúrgicos de columna
  • Prótesis
  • Hemiplejias
  • Guillan barre
  • Distrofias Musculares
  • Fracturas
  • Esguinces
  • Desgarros
  • Luxaciones-Asmáticos
  • Epoc-Parálisis cerebral, etc.

sábado, 23 de octubre de 2010

TERAPIA ACUÁTICA PARA NIÑOS CON DISCAPACIDAD MOTRIZ

Final del formulario
CAROL TATIANA PEREZ Y SOTO REYES FISIOTERAPEUTA - REG. 76-18.17

La actividad acuática constituye una actividad terapéutica y lúdica que complementa el tratamiento fisioterapéutico de los niños con discapacidad física. La hidroterapia es una rama de la hidrologia que se ocupa de las aplicaciones exteriores del agua sobre el organismo humano con fines terapéuticos.
Aplicando el principio de Arquímedes se puede utilizar para tratar segmentos corporales y realizar ejercicios de cinesiterapia asistida o activa asistida, también es posible utilizar la residencia del agua al rozamiento, esta resistencia se hace mayor cuanto mas rápido sea el movimiento dentro de agua o mayor sea la superficie que el cuerpo ofrezca en este ambiente, de esta forma se emplea, la cinesiterapia activa resistida para potenciar músculos o grupos musculares. Además se puede aprovechar otros efectos relajantes o estimulantes para el organismo, combinando las propiedades térmicas con las del movimiento.

OBJETIVO
Favorecer el desarrolló fisico y psíquico de niño mediante un trabajo de percepción de su propio cuerpo y de sus posibilidades en el medio acuático

PROGRAMA ACUÁTICOS TERAPÉUTICOS
Para iniciar el programa se realiza una valoración del niño a tratar y se organiza junto con los padres y el propio niño los objetivos que se van a tratar de conseguir en un plazo de tiempo y se ofrecen asesorías sobre los diferentes problemas y los cuidados que hay que tener en cuenta para realizar la actividad. Esta actividad se convierte en una actividad lúdica y terapéutica. El programa puede estar diseñado según las diferentes patologias o la edad del niño. La capacidad de familiarización con el medio acuático dependerá de la posterior evolución y del desarrollo de nuevas respuestas en diferentes ambientes. Todo aquello da lugar a comportamientos y manifestaciones que contribuirán a la socialización del niño. El descubrimiento del nuevo espacio acuático y el contacto con el material provoca la experimentación de nuevas sensaciones que inducen a la formación de un unión especial niño-medio. La percepción del esquema corporal le permitirá tener mayor confianza en si mismo y en sus propias posibilidades de expansión corpora en un medio tan singular, húmedo y divertido como el agua.
La introducción precoz del medio acuático favorece el desarrollo global del niño, estableciendo una conexión y una percepción del cuerpo que hace que sea menos pesada, más ligera y fluida. Todo ello facilita el reconocimiento del esquema corporal y una comunicación mas profunda entre el exterior y el interior e intensifica las funciones aumentando las posibilidades de respuesta motriz y sensorial.
ASPECTO PSICOMOTOR:
Para realizar este programa hay que tener en cuenta las características particulares de cada uno y rehuir marcar metas a largo plazo. La función del terapeuta será valorar y reforzar individualmente los procesos y dificultades que vayan surgiendo, tranquilizando y guiando a los acompañantes o los padres. A través de las relaciones con los otros y del trabajo de familiarizaron, el niño aprende y descubre hasta donde llegan sus limites motores y sus medios de comparación con los demás. Hay que aprovechar los atractivos del agua para incitarlo a superar esos limites, lo que le producirá una gran satisfacción y aumentara la confianza en si mismo. Es importante mejorar la interacción social y tratar de establecer una comunicación mas fluida. El contacto con el agua tiene que ser lento, progresivo y al mismo tiempo agradable y divertido.
ASPECTO LUDICO - SOCIAL
la terapia acuática además de aportar placer, favorecer la integración del grupo ayuda al niño a adquirir confianza en sus posibilidades corporales dentro de un medio de movimiento en el que no interviene la gravedad. La relación del niño mediante el cuerpo se amplia a través del juego y d las nuevas sensaciones y por tanto, aumentan las posibilidades de movimiento que fuera de este medio puede no existir. El niño puede disfrutar de un control libre de amplitud de movimiento sin una exigencia específica dentro de un entono social.
ASPECTO TERAPEUTICO
A nivel terapéutico, las fuerzas con las que un niño con discapacidad motriz se debe enfrentar en e medio acuático son mínimas y por tanto, puede ser mas fácilmente controlables que en gravedad constante. La experiencia de movimiento que le proporciona el agua se traducirá en movimientos lentos, que pueden ser predecibles, lo que proporciona una experiencia sensomotriz mas rica y si una gravedad constante, para conseguir la estabilidad, equilibrio, coordinación, movilidad, disociación de movimiento, flotación relajación, desplazamientos, etc. Es importante el tipo de sujeción y soporte que se le da al niño, así las manipulaciones

miércoles, 20 de octubre de 2010

Técnica Watsu- Introductorio

El Watsu es la primera forma de trabajo corporal en el agua, creada en los años ’80 en Estados Unidos por Harold Dull.

Ésta terapia acuática surgió de la aplicación en el medio acuático de las técnicas de Shiatsu, una terapia en la que se usan los dedos pulgares y la palma de las manos para dar masajes.
El nombre del Watsu deriva, de hecho, de la fusión de “water” y “shiatsu”. Descubre los movimientos de esta relajante terapia acuática.
La terapia acuática del Watsu se fundamenta en la contraposición de movimiento y quietud, que transmiten la sensación de estar bailando en el agua.

 

Una sesión de Watsu

Cada sesión de Watsu dura alrededor de una hora y tiene lugar en una piscina con el agua a unos 35 grados que llega al pecho del terapeuta, que trabaja de pie.
El terapeuta emplea una serie de maniobras que movilizan y estiran el cuerpo del paciente en todas las direcciones, sosteniendo siempre su cabeza y empleando flotadores para que las piernas no se hundan. A diferencia del Shiatsu, donde el terapeuta emplea el peso de su cuerpo para presionar el del receptor del masaje, en el Watsu es el agua que actúa de masajista, mientras que el terapeuta se limita a impulsar el movimiento.
En el Watsu los músculos se estiran de forma suave y gradual, de modo que se refuerza su funcionamiento y se aumenta su flexibilidad, mejorando al mismo tiempo la circulación sanguínea y facilitando la eliminación de sustancias dañinas.

A quién está dirigido el Watsu

El Watsu es una terapia acuática adecuada para cualquier edad y no es necesario estar enfermos o estresados para disfrutar de una sesión.
Del mismo modo, no es necesario saber nadar para poder someterse a una sesión deWatsu, puesto que en todo momento se está acompañado en el agua por el terapeuta.
Dado el alto nivel de relax que se produce en una sesión de Watsu, esta terapia acuática se utiliza también con niños hiperactivos o con embarazadas, además de personas con deficiencia física.

 

Beneficios:

El Watsu es una terapia acuática que tiene muchos beneficios en el alivio de sufrimientos físicos, pero también psicológicas.
Realizar el tratamiento en el agua permite suavizar los movimientos, que serán mucho menos dañinos para el cuerpo, ya que nuestro peso se verá en gran parte reducido; además, la temperatura del agua relajará sensiblemente los músculos del cuerpo, aumentando la efectividad del masaje.
A partir de la primera sesión de Watsu se nota una importante disminución del dolor y una reducción de la rigidez y de la tensión del cuerpo.
El Watsu se emplea cómo terapia para reducir las migrañas, aliviar los impedimentos de niños y adultos con discapacidades físicas y mentales. En las mujeres embarazadas favorece la conexión entre madre e hijo, transmitiendo relajación, y aporta mejorías en casos de depresión, ansiedad e insomnio. En el caso de personas que hayan sufrido accidentes vasculares o daños en el sistema nervioso central, el Watsu permite aliviar la rigidez de los espasmos musculares y mejorar la capacidad de coordinación.
Relaja cuerpo y mente con la primera terapia acuática: el Watsu te proporcionará paz y armonía


Aquí un link para visualizar esta técnica

sábado, 16 de octubre de 2010

Método Sakengua

El Método Sakengua es una Terapia Acuática Integral, con una orientación preventiva-terapéutica, que surge como resultado de la experiencia en programas Acuáticos para la Bienestar y la Salud y de las investigaciones realizadas sobre las distintas posibilidades terapéuticas que tienen los ejercicios en el agua, realizados en forma asistida y autónoma. No cabe dudas que la salud es un tema de preocupación en nuestros días y como consecuencia surge el interés de una población que está en la búsqueda por recuperar hábitos saludables a través de lo natural, mejorar su bienestar Físico-.Mental-Emocional-Espiritual, vivir una vida más autónoma y sana, y en este aspecto la salud siempre ha estado asociada al agua desde las épocas más antiguas.
Las técnicas Sakengua permiten además que el cuerpo en el agua pueda adoptar diferentes posiciones ya sea con la sujeción del terapeuta, que es el punto de referencia para movilizar a la persona, o asistido por flotadores especiales, lo que permite poder realizar un trabajo corporal sin riesgos. Para ello se utilizan diferentes técnicas de descompresión, elongación, acupresión, masajes, relajación y también distintos tipos de movimientos de grupos musculares, permitiendo además actuar alrededor de todos los ejes de aquellas articulaciones con problemas. Todo esto es realizado con suma precisión, en forma progresiva y sin causar dolor, para restablecer el libre flujo energético.
Beneficios
·         Logra disminuir considerablemente las contracturas musculares que se originan por la rigidez articular y una insuficiencia del riego sanguíneo a músculos y articulaciones. La aplicación de las diferentes técnicas Sakengua con la persona en flotación más la combinación de la temperatura del agua caliente a 34º / 35º grados, permite aumentar el metabolismo de la piel mejorando el estado trófico cutáneo y una mejor irrigación sanguínea y oxigenación a los músculos.
·         Controla el Estrés, disminuyendo la producción de hormonas como: el cortisol, ácido láctico, adrenalina) y aumenta la liberación de endorfinas (hormonas inhibidoras del dolor), obteniéndose, por tanto, un estado de bienestar emocional.
·         Logra una mejor relajación muscular, nerviosa y mental. La persona en el agua se libera del peso corporal y no tiene que luchar contra la fuerza de gravedad, esta sensación facilita una disminución del ritmo cardíaco, ritmo respiratorio y del pulso.
·         Las técnicas Sakengua permiten una mejor descompresión de los discos intervertebrales y reequilibrio de la columna vertebral, logrando mejor relajación, tanto del ligamento amarillo como de los ligamentos ínterespinosos.
·         Logra una mejor armonización de los hemisferios cerebrales. Esto se da por una disminución la actividad eléctrica del cerebro que traslada las ondas cerebrales Beta a la frecuencia más baja Alfa. Los efectos de la gravedad ocupan hasta un 90% de toda la actividad del sistema nervioso central, siendo la causa más importante de muchas dolencias. El cuerpo en el agua sin la acción de la gravedad, hace que determinadas áreas del cerebro se liberan del peso corporal, equilibrado y sincronizado los dos hemisferios del cerebro.
·         Permite una mayor movilidad articular y flexibilidad de los diferentes segmentos corporales, sin producir lesiones. La aplicación de las diferentes técnicas Sakengua, brinda la posibilidad de movilizar al cuerpo en el agua sin originar riesgos o microtraumatismos.

El Método Sakengua en las distintas aplicaciones
Sakengua para control del estrés: En el estrés, el Método Sakengua actúa disminuyendo en forma considerable la tensión muscular, porque no tiene que luchar contra la fuerza de gravedad, los músculos podrán relajarse mucho más, tomando conciencia de las tensiones musculares y de nuestro cuerpo. Se percibe una liberación total del peso corporal, lo que lleva a una profunda relajación sin realizar esfuerzo. De esta manera la persona experimenta un estado de bienestar y profunda relajación, estados importantes para contrarrestar los daños que produce el estrés en nuestro organismo.
Sakengua y reumatismo: como terapia complementaria el Método Sakengua, ofrece una alternativa de gran valor para las personas reumáticas, disminuyendo el dolor de las articulaciones y músculos afectados por la enfermedad, permitiendo una mejor movilidad y una disminución de la rigidez articular. La tonicidad muscular también mejora a través de los ejercicios contra la resistencia del agua en forma progresiva. En la deformidad, que suele ser una de las características de algunos problemas reumáticos, el Método Sakengua posibilita una mejor relajación de aquellos músculos espásticos, permitiendo de esta manera una mejor corrección postural. Esta terapia, logra además una mejor funcionalidad a través de patrones de movimiento que permiten lograr una función más equilibrada.
Sakengua y la fibromialgia: La fibromialgia en una enfermedad crónica que ocasiona a quien la padece dolor en múltiples localizaciones del cuerpo y un cansancio generalizado. Muchos expertos creen que la fibromialgia no es una enfermedad sino una alteración disfuncional causada por un conjunto de respuestas biológicas al estrés, en las personas que son más susceptibles a este estrés debido a experiencias personales negativas o a factores genéticos. La alteración normalmente se manifiesta en personas de edades comprendidas entre 20 y 60 años y alcanza su máximo punto a la edad de 35 años. Sin embargo, en investigaciones realizadas, la fibromialgia aumenta con la edad y tiene una frecuencia de más del 7% en personas de edades comprendidas entre 60 y 79 años.                                                                                       
Si bien la fibromialgia no es una enfermedad mortal es importante tratarla lo antes posible, puesto que con el tiempo produce alteraciones crónicas. En estos casos el Método Sakengua, actúa estimulando el sistema nervioso parasimpático, disminuyendo la frecuencia cardíaca, relajando a los músculos tensos y dolorosos, mejora la circulación sanguínea y permitiendo además reducir los niveles de estrés y ansiedad. De esta manera el Método Sakengua otorga grandes beneficios contribuyendo además a mejorar las relaciones fisiológicas normales entre los músculos y articulaciones, abriendo así una nueva alternativa para el tratamiento de esta enfermedad.
Sakengua en los problemas de columna: ofrece una alternativa terapéutica a través del agua con un concepto amplio e integral, en donde distintas técnicas no traumáticas y progresivas, son aplicadas utilizando la flotación, descompresión articular, el calor del agua, la relajación, movimientos asistidos y autónomos. De esta manera aquellos problemas de columna tales como escoliosis, cifosis, lordosis, hernias discales, posquirúrgicos, ciática, lumbalgias, dolor cervical, contracturas musculares, etc., el Método Sakengua brinda una infinita posibilidad que será de gran ayuda a los tratamientos convencionales que tratan esta problemática.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Terapia-Acuática

Bienvenidos a TERAPIA-ACUATICA, un blog creado con el objetivo de integrar diferentes técnicas y prácticas que utilizan las virtudes del medio acuático.
No se trata de una mera sumatoria de temáticas afines, sino que se pretende enfatizar en un enfoque fisiokinésico.
Destinado a aquellas personas interesadas en conocer las opciones de prevención y tratamiento en éste medio, así como aquellos estudiantes y profesionales de la salud que deseen informarse acerca de la variabilidad de técnicas y prácticas.
Este blog es creado por estudiantes de la cátedra de Bioinformática y Rehabilitación Computacional, correspondiente al 5to año de la Lic. en Kinesiología y Fisiatría; Facultad Ciencias de la Salud, de la Universidad Nacional de Entre Ríos, República Argentina, 2010.
Deseamos que sea de utilidad este espacio.
Noacco, Laura
Williman, Erika
Zardi, Agustina

Share it