sábado, 16 de octubre de 2010

Método Sakengua

El Método Sakengua es una Terapia Acuática Integral, con una orientación preventiva-terapéutica, que surge como resultado de la experiencia en programas Acuáticos para la Bienestar y la Salud y de las investigaciones realizadas sobre las distintas posibilidades terapéuticas que tienen los ejercicios en el agua, realizados en forma asistida y autónoma. No cabe dudas que la salud es un tema de preocupación en nuestros días y como consecuencia surge el interés de una población que está en la búsqueda por recuperar hábitos saludables a través de lo natural, mejorar su bienestar Físico-.Mental-Emocional-Espiritual, vivir una vida más autónoma y sana, y en este aspecto la salud siempre ha estado asociada al agua desde las épocas más antiguas.
Las técnicas Sakengua permiten además que el cuerpo en el agua pueda adoptar diferentes posiciones ya sea con la sujeción del terapeuta, que es el punto de referencia para movilizar a la persona, o asistido por flotadores especiales, lo que permite poder realizar un trabajo corporal sin riesgos. Para ello se utilizan diferentes técnicas de descompresión, elongación, acupresión, masajes, relajación y también distintos tipos de movimientos de grupos musculares, permitiendo además actuar alrededor de todos los ejes de aquellas articulaciones con problemas. Todo esto es realizado con suma precisión, en forma progresiva y sin causar dolor, para restablecer el libre flujo energético.
Beneficios
·         Logra disminuir considerablemente las contracturas musculares que se originan por la rigidez articular y una insuficiencia del riego sanguíneo a músculos y articulaciones. La aplicación de las diferentes técnicas Sakengua con la persona en flotación más la combinación de la temperatura del agua caliente a 34º / 35º grados, permite aumentar el metabolismo de la piel mejorando el estado trófico cutáneo y una mejor irrigación sanguínea y oxigenación a los músculos.
·         Controla el Estrés, disminuyendo la producción de hormonas como: el cortisol, ácido láctico, adrenalina) y aumenta la liberación de endorfinas (hormonas inhibidoras del dolor), obteniéndose, por tanto, un estado de bienestar emocional.
·         Logra una mejor relajación muscular, nerviosa y mental. La persona en el agua se libera del peso corporal y no tiene que luchar contra la fuerza de gravedad, esta sensación facilita una disminución del ritmo cardíaco, ritmo respiratorio y del pulso.
·         Las técnicas Sakengua permiten una mejor descompresión de los discos intervertebrales y reequilibrio de la columna vertebral, logrando mejor relajación, tanto del ligamento amarillo como de los ligamentos ínterespinosos.
·         Logra una mejor armonización de los hemisferios cerebrales. Esto se da por una disminución la actividad eléctrica del cerebro que traslada las ondas cerebrales Beta a la frecuencia más baja Alfa. Los efectos de la gravedad ocupan hasta un 90% de toda la actividad del sistema nervioso central, siendo la causa más importante de muchas dolencias. El cuerpo en el agua sin la acción de la gravedad, hace que determinadas áreas del cerebro se liberan del peso corporal, equilibrado y sincronizado los dos hemisferios del cerebro.
·         Permite una mayor movilidad articular y flexibilidad de los diferentes segmentos corporales, sin producir lesiones. La aplicación de las diferentes técnicas Sakengua, brinda la posibilidad de movilizar al cuerpo en el agua sin originar riesgos o microtraumatismos.

El Método Sakengua en las distintas aplicaciones
Sakengua para control del estrés: En el estrés, el Método Sakengua actúa disminuyendo en forma considerable la tensión muscular, porque no tiene que luchar contra la fuerza de gravedad, los músculos podrán relajarse mucho más, tomando conciencia de las tensiones musculares y de nuestro cuerpo. Se percibe una liberación total del peso corporal, lo que lleva a una profunda relajación sin realizar esfuerzo. De esta manera la persona experimenta un estado de bienestar y profunda relajación, estados importantes para contrarrestar los daños que produce el estrés en nuestro organismo.
Sakengua y reumatismo: como terapia complementaria el Método Sakengua, ofrece una alternativa de gran valor para las personas reumáticas, disminuyendo el dolor de las articulaciones y músculos afectados por la enfermedad, permitiendo una mejor movilidad y una disminución de la rigidez articular. La tonicidad muscular también mejora a través de los ejercicios contra la resistencia del agua en forma progresiva. En la deformidad, que suele ser una de las características de algunos problemas reumáticos, el Método Sakengua posibilita una mejor relajación de aquellos músculos espásticos, permitiendo de esta manera una mejor corrección postural. Esta terapia, logra además una mejor funcionalidad a través de patrones de movimiento que permiten lograr una función más equilibrada.
Sakengua y la fibromialgia: La fibromialgia en una enfermedad crónica que ocasiona a quien la padece dolor en múltiples localizaciones del cuerpo y un cansancio generalizado. Muchos expertos creen que la fibromialgia no es una enfermedad sino una alteración disfuncional causada por un conjunto de respuestas biológicas al estrés, en las personas que son más susceptibles a este estrés debido a experiencias personales negativas o a factores genéticos. La alteración normalmente se manifiesta en personas de edades comprendidas entre 20 y 60 años y alcanza su máximo punto a la edad de 35 años. Sin embargo, en investigaciones realizadas, la fibromialgia aumenta con la edad y tiene una frecuencia de más del 7% en personas de edades comprendidas entre 60 y 79 años.                                                                                       
Si bien la fibromialgia no es una enfermedad mortal es importante tratarla lo antes posible, puesto que con el tiempo produce alteraciones crónicas. En estos casos el Método Sakengua, actúa estimulando el sistema nervioso parasimpático, disminuyendo la frecuencia cardíaca, relajando a los músculos tensos y dolorosos, mejora la circulación sanguínea y permitiendo además reducir los niveles de estrés y ansiedad. De esta manera el Método Sakengua otorga grandes beneficios contribuyendo además a mejorar las relaciones fisiológicas normales entre los músculos y articulaciones, abriendo así una nueva alternativa para el tratamiento de esta enfermedad.
Sakengua en los problemas de columna: ofrece una alternativa terapéutica a través del agua con un concepto amplio e integral, en donde distintas técnicas no traumáticas y progresivas, son aplicadas utilizando la flotación, descompresión articular, el calor del agua, la relajación, movimientos asistidos y autónomos. De esta manera aquellos problemas de columna tales como escoliosis, cifosis, lordosis, hernias discales, posquirúrgicos, ciática, lumbalgias, dolor cervical, contracturas musculares, etc., el Método Sakengua brinda una infinita posibilidad que será de gran ayuda a los tratamientos convencionales que tratan esta problemática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.